Localizando a Eugenia Arrés López

Eugenia Arrés es una traductora e intérprete que vive en Granada, España. Pudimos ver un pantallazo general sobre ella en el post anterior, que encuentran pinchando acá. A continuación pueden leer la entrevista. ¡Disfrútenla!

Eugenia

– En primer lugar, te agradezco por haber aceptado ser la primera persona entrevistada del Blog. Sé que ya te hicieron alguna otra entrevista, aunque esta vez esperemos ofrecer un punto de vista nuevo. Empecemos con una pregunta de Rosa Haro: ¿cómo fueron tus comienzos como traductora?

– Muchas gracias por darme la oportunidad de inaugurar el Blog, es todo un honor para mí ver nacer esta bitácora y le deseo grandes éxitos. Mis comienzos no fueron fáciles, o al menos esa es la sensación que tuve yo (que es también a lo que se enfrentan actualmente muchos de los traductores noveles). Como otros tantos estudiantes, tuve momentos de crisis y dudas hasta que empecé a ver que era posible salir adelante y ser traductora profesional. En el último año de carrera, empecé a investigar el mercado y a trabajar como freelance y, aunque supuso un empujón importante, tardé aún un poco en poder trabajar únicamente de la traducción y la interpretación. Comencé trabajando para una editorial pequeñita en Granada, mientras mejoraba mis habilidades como traductora y revisora trabajando como voluntaria para diversas organizaciones. Con esta experiencia, pude coger rodaje y en unos meses empecé a trabajar en plantilla en una empresa.

– Una persona anónima pregunta cuál fue la mayor satisfacción de tu carrera profesional y cuál fue la mayor decepción. ¿Qué le dirías?

– Quizá porque soy una persona exigente creo que se pueden obtener logros hasta el último día de carrera profesional y que la mayor satisfacción estará por venir. Es señal de que seguiré esforzándome por mejorar en el futuro. Puede que una de las cosas en las que más empeño he puesto ha sido en mi preparación como docente y en el desempeño de esta actividad en cursos privados y en la universidad. De ahí que lo considere una experiencia muy satisfactoria, ya que he podido comprobar que lo que transmitía ha llegado a buen puerto y yo también he aprendido mucho durante el proceso.

Por ahora, no ha habido nada que me haya decepcionado en mi carrera profesional. Sí que a veces he pecado de optimismo al intentar que los clientes u otros profesionales vean el mundo de la traducción como lo veo yo y lo valoren y comprendan en su contexto y con el respeto que merece, pero no desisto. Nada está perdido y cada vez somos más los que luchamos por la buena visibilidad de la profesión.

– Además de ser autónoma, diste clases como docente universitaria en Pablo de Olavide y en la Universidad de Granada. ¿Qué es lo que te generó enseñar donde estudiaste? ¿Sentiste mariposas en el estómago o nostalgia?

– Recuerdo que cuando fui a entregar la documentación para solicitar la plaza en la Facultad de Traducción e Interpretación en Granada, tuve que entrar en la Facultad a recoger unos documentos y pensé que la próxima vez podría pisar el centro como docente. Y así fue. Poder compartir despacho y experiencias con aquellos que me formaron fue muy emocionante y fructífero. Lo más interesante además es que lo viví en dos épocas distintas, con otras infraestructuras, alumnos con inquietudes y conocimientos distintos, y esto es mucho más enriquecedor. Espero poder volver pronto y seguir compartiendo ese espacio que tantas satisfacciones me ha dado como alumna y como profesora.

– Viviste en tres países distintos y viajás muy seguido. ¿Qué impresión te dieron Francia y el Reino Unido? ¿En qué países estuviste de visita y cuáles te dejaron un recuerdo especial?

– La verdad es que no concibo la vida sin viajar. Quizá la impresión que tuve en su momento cuando estuve residiendo en Francia y Reino Unido sería muy distinta a lo que experimentaría ahora. Era más joven y fueron prácticamente mis primeras salidas. Por un lado, tuve la suerte de vivirlo con menos recursos y mi contacto con los países fue más inocente, y es una experiencia maravillosa e inolvidable. Puedes pasar del lado más cosmopolita a las zonas rurales más auténticas en horas. He regresado en varias ocasiones por motivos profesionales y personales, y son países de una gran riqueza y diversidad, y donde siempre encuentro algo nuevo para hacer y nuevos rincones donde perderme.

Hasta el momento, he tenido la suerte de poder viajar extensamente por Europa y América. Procuro siempre conocer no solo el país, sino la gente. Considero que la experiencia es mucho más real y las impresiones y los recuerdos son más duraderos. Casi siempre caigo rendida ante la naturaleza, las charlas con los locales y la gastronomía. Intento vivir el momento y disfrutar de cada paisaje; para mí son instantes que perduran más que una fotografía. Todos los viajes aventureros que he realizado hasta la fecha me han dejado recuerdos muy especiales. Siempre digo que en mi cabeza hay un país inventado por mí donde guardo con qué me quedo de cada uno.

– De hecho, ya que estamos hablando del tema… dicen que tenés un lazo especial con Polonia. ¿Querés contarnos un poco más al respecto?

– Claro. Cuando estudiaba la carrera en Granada, tuve el primer contacto con la lengua polaca, y la estudié durante dos años. Posteriormente, he tenido la suerte de poder visitar Polonia en varias ocasiones por motivos familiares y de hacer amigos allí, y es un país fascinante, tanto en su historia como en sus gentes. Te hacen sentir siempre como en casa y no descarto poder pasar temporadas mayores en el futuro cerca de las montañas o los lagos. Así, aprovecharé para sacarme la espinita clavada de poder desenvolverme con el polaco y quizá algún día poder sumar esta lengua a mi combinación como traductora.

– Tu próxima meta es Argentina. ¿Cuáles son tus expectativas de cara al viaje?

– Argentina es un país que nunca puedes imaginar hasta que no estás allí. De hecho, no quise saber o ver demasiado para dejarme impactar. Si bien compartimos lengua, seguro que encontraré muchísimas diferencias que me sorprenderán. Lo que más me ha llamado la atención de lo que he visto ha sido justo la gran diversidad y los contrastes entre regiones, y me gustaría conocer más de primera mano la situación económica y social, y compartir mis impresiones y experiencias. Seguro que aprenderé muchísimo y que aprovecharé hasta el último minuto. Tengo unas expectativas muy favorables y tener la oportunidad de aprovechar una posibilidad laboral para conocer el país es todo un lujo.

Don Juan te acompaña en esta nueva aventura. ¿Nos contás un poco más de cómo se conocieron y cómo se fueron dando las cosas entre ustedes?

– Mi Don Juan es amigo desde la adolescencia. Sin embargo, no hemos sido pareja hasta hace poco. Puedo decir que nos hemos tomado nuestro tiempo para conocernos y estar seguros, ¿no crees? Tengo mucha suerte de poder tener al lado a una persona con tantas inquietudes comunes y con tantas cosas que nos separan y de las que aprendemos uno de otro. Esta vez es mi guía en Argentina y seguro que no me defraudará.

– A ambos les gusta leer. ¿Cuáles son tus libros preferidos? ¿Y tus cómics preferidos?

– Sí que pasamos mucho tiempo leyendo todo lo que cae en nuestras manos. Somos bastante curiosos en este sentido. No puedo decir que tenga libros o cómics favoritos, porque son experiencias que vivo en su momento y disfruto de otra forma si los releo más adelante. Eso sí, me gusta el género fantástico, la ciencia ficción, las noveles de acción y las de suspense. En cuanto a los cómics, soy más de novela gráfica y no soy muy de superhéroes (aunque, por supuesto, me gustan). Leo a muchos autores europeos y siempre que viajo procuro conocer a autores nacionales también.

– A propósito de cómics, es sabido que fuiste a alguna feria. ¿Te considerás una otaku o no es tu estilo? ¿Harías de cosplayer alguna vez?

– Me encantan las ferias, en general. Ponen a tu alcance un montón de contenidos en poco espacio. Lo que más me llama la atención son las ilustraciones (soy casi una coleccionista). El estilo otaku no es lo mío, no. Intento no limitarme a un género y conocer todo lo que pueda. Sí que haría de cosplayer (¡más de personajes de videojuegos!) y no descarto que me veáis caracterizada en la feria que organizamos para diciembre en Granada.

– Ahora algunas preguntas inevitables dada tu área de especialidad… ¿Cuál es tu videojuego preferido? ¿Y de chica cuál era? ¿PlayStation, Xbox o Wii?

– Tengo muchísimos videojuegos preferidos, en función del formato, del tiempo que tenga, etc. Juego tanto a Liga de Leyendas como a Fallout, pasando por Zelda para mi DS. En general, me gustan los videojuegos que aportan algo novedoso y atractivo estéticamente, como Child of Light, Valiant Hearts o Guacamelee!. Eso sí, no juego tanto como quisiera (o como jugaba cuando era más joven). De chica, mi favoritos fueron Abu Simbel para Amstrad, Super Mario para Game Boy, Alex Kidd para Master System y la saga Final Fantasy (me ha robado muchísimas horas de mi vida) en diversos formatos. No tengo consola favorita (como en la vida, cojo lo mejor de cada casa); por lo general, me gusta bastante jugar en PC.

– Tenés fama de ser buena cocinando. Contanos qué es lo que te sale mejor (¡y mandá una foto, ya que estás!)…

– Eso dicen los que comen en casa. Pruebo recetas exóticas, intento reproducir platos que probé lejos y cocino platos regionales tradicionales. Es una de las salidas más interesantes que me quedan después de la traducción. La gente me felicita por mis postres fundamentalmente (también me odian a partes iguales cuando ven las fotos en Instagram y no pueden catarlos). Ahí dejo una foto de mi clafoutis de cerezas.

Clafoutis

– Como para no felicitarte con semejante plato… ¿Sensaciones al final de la entrevista?

– Creo que hemos dado un buen repaso a lo que soy yo desprovista de un ordenador y un diccionario, y me ha gustado mucho recordar anécdotas y experiencias. Espero que esta sea la primera de muchas otras entrevistas; estoy deseando conocer a otros compañeros a través de este Blog y quiero agradecerte que lo hagas posible.

– Gracias a vos, querida Eugenia. Espero que los lectores disfruten de la misma manera que yo el poder leerte. ¡Buen viaje por Argentina y mucha suerte con la Feria del Cómic en Granada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s